fbpx

Lidiar con la confusión

Estamos viviendo una situación muy incierta, no sabemos cuánto va a durar esta pandemia mundial que nos está sacando de nuestra cómoda vida.

Podemos sacar muchos aprendizajes de todo esto, el primero es ser conscientes de que la vida es incierta, siempre lo ha sido. Creíamos que ya lo teníamos todo controlado, y nada más lejos de la realidad.

La vida es una aventura, no hay nada seguro, todo es posible.

El virus, el estado de alarma, los confinamientos parciales, totales, municipales, autonómicos, la mascarilla, el no poder abrazarnos ni tener contacto físico con nuestra gente… 

Todo eso nos afecta cada día y a lo largo de todos estos meses se nos acumula una sensación de inseguridad, de culpabilidad por si no hemos seguido las normas y somos responsables del rebrote, de tristeza por los enfermos y los muertos… en resumen, estamos tristes, susceptibles, llenas de miedos y sumidas en la más absoluta confusión.

La postura más generalizada es la de “esperar que esto pase”, pero creo que es una decisión equivocada, si todos esperamos a que esto pase y no hacemos nada para que las cosas cambien, todo seguirá igual..

No vamos a arreglarlo todo de la noche a la mañana, pero sí podemos intentar seguir con nuestras vidas adaptándonos a la nueva situación.

Porque nada volverá a ser como antes, te lo aseguro.

Podemos pasar la vida tratando de cambiar el mundo para que se acomode a nuestros deseos, o cambiar nuestra mente y empezar a vivir la vida que queremos.

Parece ser que pronto volveremos a viajar (cuántas veces hemos dicho eso durante este año), pero nada volverá a ser lo mismo.

Por un lado los efectos devastadores de la crisis en el sector turístico y por otro la concienciación social y la intención de hacer viajes más sostenibles hacen que el panorama de los viajes cambie totalmente.

Estos días he estado hablando con compañeros y escuchando a referentes de los viajes, leyendo estudios hechos por gigantes del sector y la tendencia es clara.

Esta pandemia nos ha hecho tomar consciencia de que tenemos que valorar y cuidar más nuestro entorno natural, que no estamos solos en el mundo, que somos muchos y que el equilibrio entre la naturaleza y la huella humana se está rompiendo.

Te voy a contar cómo veo yo el futuro de los viajes, basándome en experiencias previas, estudios, búsqueda de información e intuición. 

Vamos a ver cuántas se cumplen y nos echamos unas risas.

 

Los viajes del año 2021

Las cosas no serán como antes

Me tocó vivir la crisis posterior al 11S, después del atentado el mundo de los viajes se paró en seco, nadie quería subirse a un avión…y eso provocó una metamorfosis en el sector turístico a la que no nos quedó más remedio que adaptarnos. 

Yo entonces trabajaba en una agencia de viajes , y no estaban en su mejor momento, Internet había irrumpido en nuestras vidas y lo estaba cambiando todo. 

La crisis posterior al 11S acabó con más del 70% de las agencias de viaje locales y presenciales, y dió alas a las agencias virtuales. Las que supieron pasar al mundo virtual, especializarse y adaptarse sobrevivieron, el resto desapareció. Y yo me quedé sin trabajo.

Ahora no somos conscientes de cómo cambió nuestra manera de viajar después del 11S, ya nos hemos acostumbrado.

Antes del 11S podías llevar líquidos en cabina, y no te requisaban el cortauñas (un arma letal, por cierto). No había los controles que hay ahora, que provocan retrasos e incomodidades. Y nos adaptamos, porque queríamos seguir viajando. Y ahora lo vivimos como una parte más de la aventura.

Eso volverá a pasar ahora. La PCR será el nuevo pasaporte, y más adelante, tu cartilla de vacunación con la vacuna del Covid-19.

Por otro lado, la crisis sanitaria nos ha hecho tomar consciencia de que tenemos que ser sostenibles y viajar de una manera más responsable, procurando beneficiar a la población local de los sitios que visitamos, y no a los grandes lobbys turísticos.

 

Viajar el 2021

 

1. Vuelos

    Las compañías aéreas están en un gran aprieto. Los aviones sólo son rentables si están en el aire, cuando están en tierra son un agujero en el bolsillo. Actualmente, la caída de la actividad aérea ha llegado a rondar el 90%algo que nunca había pasado en la historia de la aviación mundial.

    Si a esto añadimos la responsabilidad que conlleva evitar volver a ser parte de la cadena de circulación del virus, porque una de las características de esta pandemia es la propagación a todos los rincones del planeta debido a la gran movilidad que tenemos hoy en día, el reto es imponente.

    En lo que respecta al viajero, tendremos que pasar medidas de seguridad sanitaria y llevar mascarilla en los vuelos.

    Las compañías aéreas deben volver a ganarse nuestra confianza y eso hoy en día, con las cancelaciones y los problemas de devolución del importe de los billetes cancelados, está lejos de pasar.

    De seguir así, la caída de la actividad aeronáutica, junto a la recesión de la economía mundial, puede conllevar la quiebra de muchas aerolíneas y el cambio de paradigma de muchas otras.

    No volverá a haber la cantidad de vuelos y aerolíneas que había hasta ahora, habrá compañías que se adaptarán a la nueva situación y otras desaparecerán.

    A corto plazo el precio de los vuelos bajará, las aerolíneas intentarán salvarse llenando aviones, pero eso será un espejismo. Creo que en un año o dos habrá menos aerolíneas, menos vuelos, menos competencia, y los vuelos serán más caros.

    Mi consejo es que aproveches esa ventana de vuelos a bajo precio que ya está empezando y viajes el año que viene, sobre todo si tienes pensado desplazarte a países lejanos donde los vuelos son caros.

    En todo caso, vuela sólo cuando sea imprescindible. Si cambias de continente no te queda otra, pero procura no tomar vuelos innecesarios si puedes hacer el mismo recorrido por carretera o en tren.

     2. Alojamiento

    Aunque también el sector hotelero está muy tocado, creo que la recuperación será más rápida y fácil en la cuestión del alojamiento. 

    Las más afectadas son las grandes cadenas hoteleras que priorizan el volumen y venden lotes de habitaciones a las agencias y tour operadores para tener siempre el hotel lleno. 

    Muchas de ellas no aguantarán mucho tiempo sin trabajar porque necesitan una gran infraestructura y mucho personal para mantenerse y una temporada sin trabajar es la ruina.

    Los alojamientos pequeños, hostels, campings, albergues, B&B, Airbnb, casas rurales y apartamentos turísticos se recuperarán más deprisa. De hecho hace años que hay una tendencia a preferir estos alojamientos.

    El modelo de los hotelazos y grandes cadenas cambiará, y veo un futuro incierto en los hoteles para ejecutivos, con sus zonas de trabajo y reuniones, porque ya no es necesario desplazarse para acudir a una reunión, los confinamientos nos han hecho descubrir plataformas online para reuniones… y eso supone perder al gran cliente de las cadenas hoteleras y las compañías aéreas. Se ha demostrado que los viajes de empresa ya no son imprescindibles.

    Las normas sanitarias se endurecerán para todos los alojamientos, pero particularmente afectará a los grandes hoteles, no es lo mismo desinfectar 2 veces al día un hotel de 500 habitaciones que una casa rural de 4 habitaciones. 

     

    3. Visitas, entradas a sitios turísticos, actividades.

    Con las entradas a lugares emblemáticos (Machu Picchu, Templos de Angkor, Taj Mahal) habrá descuentos el próximo año, de hecho he leído por ahí que el Machu Picchu está abierto gratis durante el resto de 2020, claro que es mala temporada para visitarlo, pero lleva cerrado 10 meses y hay muchas familias que dependen de esos ingresos.

    Tengo un gran amigo en Siem Reap,Camboya, que trabajaba en un hotel y además llevaba turistas en su rickshaw a ver los templos de Angkor… y digo llevaba porque todo está parado, no hay turistas y eso para él significa que no tiene ingresos. Ya ha perdido su empleo en el hotel y ahora está trabajando en la construcción para alimentar a su familia.

    Creo que ahora mismo no somos conscientes del terrible impacto que está teniendo la pandemia en el sector turístico mundial. Hay muchas familias en el mundo viviendo del turismo o de comercio  que se han quedado sin ingresos y lo están pasando realmente mal, así que tenemos la oportunidad de viajar de una manera consciente, responsable y solidaria, ayudando a recuperarse a la gente que trabaja en esto.

    Conclusión

    Creo que la mejor manera de viajar el próximo año es:

      Viaja sola, en familia o en grupos reducidos. Mejor por tu cuenta, para eliminar intermediarios y que el dinero que gastas en tu viaje revierta realmente en quien te ofrece el servicio.

      Alojate en albergues, hostales, guesthouses y alojamientos familiares. Paga directamente en el alojamiento, sin intermediarios. (Se pueden hacer reservas previas a través de booking u otra plataforma similar, sin coste alguno)

      Compra las entradas a visitas o actividades in situ, sin intermediarios.

      Viaja en temporada baja, en temporada alta hay sobreexplotación territorial y de recursos en muchos lugares, mientras que en temporada baja se paraliza la actividad. Si viajas fuera de temporada estarás más tranquila, sin masificaciones, sin overbookings, todo es más barato,conoces mejor a la gente auténtica del lugar y les estás ayudando.

    También puedes viajar dentro de nuestras fronteras, será que no hay cosas bonitas por ver cerca de casa, y de este modo ayudamos al sector en nuestro país.

    Si quieres salir de nuestras fronteras, muévete por carretera en la medida de lo posible, en tu propio vehículo, alquilado o usando transporte público si no hay más remedio. Evita en lo posible los desplazamientos en avión.

    Si quieres viajar a lugares remotos, hazlo de una manera consciente y responsable, ayudando a las familias que viven de su pequeño negocio, el restaurante local, los alojamientos familiares o solidarios y no a las grandes marcas de intermediarios.

    Compra tus vuelos directamente a las compañías aéreas, porque si se da el caso de que haya cancelaciones, será más fácil recuperar tu dinero. Más adelante volveremos a las agencias, pero ahora es más inteligente comprar directamente al proveedor.

    Si tienes poco tiempo para viajar, no te vayas a la otra punta del mundo. Aparte de que no vale la pena hacer un viaje de 30 horas para estar sólo 10 días, tu huella ecológica será enorme. Para desplazamientos largos necesitas tiempo, como mínimo 1 mes.

    Contrata un buen seguro de viajes. Siempre ha sido importante, pero ahora es esencial que tengas un seguro con cobertura por Covid.

    Esta situación le ha dado la vuelta a los viajes y, ahora más que nunca, es el momento de cambiar el paradigma turístico. Se acabaron los tour operadores y las grandes agencias internacionales. 

    No compres paquetes turísticos.

    Busca por Internet alguna pequeña empresa que esté especializada en el destino o el tipo de viaje que deseas, las hay a miles. Estas empresas no son agencias de viajes, no son intermediarios, son asesorías de viajes que te darán lo que buscas a medida y te enseñarán a crear tu propio viaje o a vivir experiencias viajeras que van más allá de las fotos y los mojitos.

    Para mí ese es el futuro de la movilidad por el mundo. Deja de ser turista, sé viajera, implícate en tu viaje, viaja para conocer, para ayudar y para compartir.

    Viajes de piel es uno de esos pequeños proyectos online, hecho con amor por una viajera incansable que quiere ayudar a las mujeres de más de 40 años a viajar en libertad, de una manera consciente y responsable.

    No somos una agencia de viajes. Sencillamente hemos descubierto que hay otra manera de viajar y queremos compartir nuestro “descubrimiento” contigo. Te lo cuento todo en mi web.

    Viaja. Hazlo por ti y por los que se benefician de tu visita y te están esperando con los brazos abiertos. Hazlo por los tuyos, porque cuando regreses verán a una mujer nueva, llena de energía y con muchas cosas que contar. 

    ¡Hagamos que el mundo vuelva a moverse!

    El próximo mes de junio volveremos a Tanzania . Si te resuena reserva tu plaza. ¡Sólo seremos 8!

    Aquí tienes toda la info de la

     Experiencia a la otra Tanzania

    También puedes bajarte mi guía

    “los tres miedos a viajar sola + 5 trucos para disfrutar de tu viaje de piel”

    es gratis, y si te suscribes recibirás información sobre el próximo viaje de piel en grupo. ¡Serás de las primeras en saberlo!